lunes, 16 de febrero de 2015

Reto de invierno - Lentejas, embutido y coles, ¿yo?

Si leéis los ingredientes, decís: "Esta se ha rajado".

Legumbre, embutido y lombarda.


Evidentemente, no esperaríais que apareciera con un guiso de lentejas con chorizo y col, o con una ensaladita con lentejitas y chorizo. De hecho, directamente, no esperaríais que apareciera.
Y es que, de haberme ido al lado tradicional (y oscuro) de estros ingredientes, habría conseguido pasar un día sin comer, y que el taster se negase incluso a hacer las fotografías.

Me imagino a Rosi y Marga preguntándose si hoy en mi blog habría un dibujo a boli y lápices de colores de un plato de lentejas.
A Aurélie no, ella ya sabía que andaba en pleno proceso artístico.

Así que, con este trío de ingredientes, tenía dos opciones: brownie o hamburguesa.
Afortunadamente (para todos), me he decantado por la segunda opción.

[[La primera no me parece tan rara, hay brownies con bacon y cachos de patatas fritas de bolsa; así como un montón de ellos con alubias de todos los colores, calabacín, aguacate...]]

Y basándome en aquella hamburguesa que me plagiaron antes de que la inventase, he preparado unas hamburguesas de lentejas, pavo y sobrasada (sobrasada no, ¡¡SOBRASADA!!). Regalada con un cariño que me puedo imaginar, aunque no lo viejra, porque fue entregada por mensajería, la mejor cartera del mundo (aprendió en la oficina de Bienvenidos al Norte).

Y al que ni así piense comer lentejas, le dejo unas patatas, buenérrimas, con eneldo y parmesano, que son de Natasha's Kitchen.

¿¿Os venís?? Si no os gusta, siempre podéis pasar a ver qué han dejado Aurélie, Rosi y Marga.

Hamburguesas de pavo, lentejas y sobrasada
Ingredientes (3 hamburguesas):
- 75 gramos de pollo o pavo
- 30 gramos de avellanas o anacardos
- 20 gramos de parmesano o grana padano troceado (o rallado)
- 135 g de lentejas rojas, cocidas y bien escurridas
- 1 cucharada de pasta de curry
- 1 chorrito generoso de salsa Worcester
- 1 1/2 cucharada de harina
- 1 cucharada de pan rallado fino
- Curry en polvo
- Sal
- Pimienta
Para servir...
- Brotes de col roja
- Queso (usamos uno con cominos)
- Pan
- Mayonesa al curry (he mezclado mayonesa con pasta de curry)
- Canónigos, rúcula o lechuga

Preparación:
1) Meter en la picadora los frutos secos, queso y pollo y picar bien.
Añadir las lentejas y picar de nuevo.
No queremos un puré, sino que haya algo de textura y grumo.
2) Pasamos a un bol, le añadimos la pasta de curry, Worcestershire, algo de curry en polvo, sal y pimiente y mezlamos con una espátula o cuchara.
3) Añadir por último la harina y pan picado y mezclar bien, ahora, aunque sea más guarro, será mucho más eficiente con las manazas.
Si hace falta más harina o pan picado, lo echamos, pero tampoco queremos que esté super seco.
La cantidad va a depender del agua que hayan soltado las legumbres.
4) Formamos las hamburguesas, a ojo, o bien con cortadores de galleta, para que tengan una forma más perfecta.
Envolvemos en film engrasado y refrigeramos al menos 30-60 minutos.
De este modo, coge mejor los sabores, pero además conseguimos que cojan textura y no se nos rompan al cocinar.
5) Calentar una sartén o parrilla, pincelamos con aceite las hamburguesas o la sartén y cocinamos las hamburguesas unos 6-8 minutos por cada lado (según el grosor).
Mientra, tostamos le pan.
6) Y fácil, canónigos, salsa, hamburguesas y queso, y coronamos con los brotes.
Si usáis pan normal, pues más ordenadito y empezando por la salsa, ¿no? :P

Patatas con eneldo y parmesano
Ingredientes (2 raciones):
- +/- 4 patatas pequeñitas (200-250 gramos), cortadas en cuartos u octavos
- 1 cucharadita de sal
- 28 gramos (2 cucharadas) de mantequilla (usamos la de ajo de Block House)
- 2-3 cucharadas (3-4 ramitas) de eneldo fresco, separado del tallo
- 2-3 cucharadas de parmesano rallado

Preparación:
1) Ponemos las patatas en un cazo, cubrimos con agua templada y añadimos la sal.
Cuando hierva, cocemos 10-12 minutos, hasta que estén tiernas al tenedor.
2) Colar muy muy bien, y luego extender en una tabla durante tantas horas como podamos, que se sequen muy bien.
3) Calentar en una sartén la mantequilla, extender las patatas y cocinarlas a fuego alto durante 3 minutos, sin moverlas ni nada.
Darles la vuelta y cocinar otros 3 minutos por el otro lado, lo mismo, sin toquitearlas, pero bajando el fuego si ya se están dorando demasiado.
4) Remover otro poco, añadir el eneldo y el queso y enfriar fuera del fuego unos minutitos antes de servir.

Hace justo un añito:
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Bizcochitos de cacao y Marnier
Eso sí que es ser pesada, las reliquias de hace tres años Acordeón de patata dulce