viernes, 6 de noviembre de 2015

Revoltijo de colorines - Salteado de patatas, longaniza y garbanzos con huevos

Sé que, teniendo en cuenta mis tiempos, mis ritmos, y mis apariciones, hoy os esperabais algo tan de temporada como un pastel de fresas o un helado de cerezas. Para los turrones, os podéis esperar a marzo.

Lo típico, como cuando vengo en agosto con platos de los que dan calor solo con verlos.

Pues no. De eso, ¡nada!
Este plato es de noviembre-noviembre (y posteriores...).

No, esperad, no me felicitéis por haber decidido hacer un blog de cocina de mercado (si los restaurantes se llaman así, yo también). Que tampoco es eso.

De lo de hoy ha tenido la culpa mi boca. Que me pierde, que me voy de la lengua.
Y le dije yo a Teresa que de esa semana no pasaba. Que palabrita. Que vamos, como que me llamo Paula que te traigo la receta. Blablabla. Que luego me añadí yo un "tampoco te fíes tú mucho de mis promesas".
Pero mira, como sé que lleva todos los días viniendo a verme, para comprobar si he puesto la receta (sí, esto me lo he inventado ahora mismo), pues aquí va. Os voy a hacer un favor a todos.

Además, yo creo que esto no solo le va a gustar a Teresa. Porque es una receta guarra-guarra, de las que molan. Quizás guarra-guarra no era el término.

La he sacado que Mais pourquoi est-ce que je vous raconte ça.
Aquí tenéis su receta, aunque he cambiado un poquito, más que nada en el modo de cocción.

Ragout de patatas y longaniza con garbancitos y huevos
Ingredientes (3 raciones):
- 300 gramos de patatas
- 300 gramos de longaniza roja
- 200 gramos de garbanzos cocidos, bien coladitos (que se sequen bien)
- 1/2 cebolla
- 1 diente de ajo
- 3 huevos
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta
- Perejil fresco

Preparación:
1) Cocer las patatas en agua con sal, hasta que estén tiernas.
Yo usé pequeñas, en 15-20 minutos estaban.
Colar y enfriar.
2) Calentar un chorrito de aceite en una sartén (si es apta para horno, podemos rematar aquí el plato).
Añadir la cebolla y el ajo picaditos y saltear rápidamente, 3-5 minutos.
3) Añadir la longaniza, sin la piel, y cocinar durante 5 minutos a fuego alegre, removiendo y "rompiendo" la carne para formar un picadillo o bolitas.
4) Añadir los garbanzos y saltear para dorar un poquito, 5 minutitos.
Luego añadimos las patatas, peladas o no, y troceadas (de cualquier manera, no tienen que ser iguales) y cocinamos unos minutos más.
Ahora, si la sartén no es apta para horno, lo pasamos todo a una fuente de horno.
5) Pasar al horno, yo lo puse a 210º y dejé hasta dorar un poquito las patatitas, serían 5-10 minutos, pero esto hacedlo a ojo.
Luego sacamos, hacemos unos huequecitos, formando nidos para acomodar los huevos.
Rompemos un huevo en cada nidito, y volvemos a meter el horno, hasta uqe estén al punto deseado.
Salpimentar los huevos y echar el perejil por encima.
¿A que es muy cuqui-colorido?

Sin censuras (que no vendrían nada mal...)
Más cositas...
- Dorian usa merguez. Yo aquí no lo he visto jamás, solo en una pizzería, así que no sé dónde conseguirlo. Las longanizas rojas quedan perfectas. Y si no, unas jijas tampoco estarían mal.
- En la original solo lo llevan al horno para cocinar los huevos, pero a mí me gusta más que las patatas se cocinen en el horno, porque se doran y hacen costrita crujiente.
- Parecido con los garbanzos, yo los cuelo y dejo que sequen muy bien muy bien, porque me gusta que tengan un toque crujientito. De hecho, no lo hice por no manchar una sartén más, pero lo suyo (para mi gusto) es freírlos en un poco de aceite antes de añadir a la sartén con las patatas).

Hace justo un añito:
¿Y hace dos? ¡Qué pesada! Postrecitos de queso y yogur con salsita de frambuesas y shortbread.
Eso sí que es ser pesada, las reliquias de hace tres años
Parece mentira, pero ya van cuatro...